sábado, 6 de diciembre de 2014

La Fantasía es el mejor álbum de los Van Van: Samuel Formell




La Fantasía, el más reciente álbum de Los Van Van ya está listo y saldrá a la calle para fin de año, según se informó en una rueda de prensa, en la que también se dio detalles sobre el concierto de esta orquesta por su 45 aniversario.
Tal como anuncia la portada del disco EGREM, este es un homenaje especial a Juan Formell (1942-2014), fundador de Los Van Van, la agrupación emblemática de la música cubana, que ahora lidera su hijo Samuel.
La imagen de la portada del álbum fue hecha por el pintor cubano Ernesto Rancaño, y en ella aparece un elefante rojo que simboliza la fuerza y el poder de vencer los años de la orquesta. Al elefante lo sostienen un grupo de colibríes que brotan de un trocito de tierra y una palma, lo cual nos remite a la cubanía irrevocable de Van Van.
El disco entero está como para no parar de bailar, y no lo digo como reportera sino como vanvanera. De principio a fin es una delicia, es precisamente lo que estábamos esperando de Van Van y, sin dudas, es el mejor regalo que Samuel y los suyos podían darle a papá Formell.
La genialidad a la que nos había acostumbrado Juan Formell se hace sentir en La Fantasía, no solo por los temas que fueron compuestos por él sino por todos los demás, que en cada coro o estribillo nos sacan una sonrisa, un pasillo de baile o simplemente un verdadero “despelote”.
Desde que el disco abre, con la canción “Soy añejo”, escrita e interpretada por Mandy (el miembro más joven de la escuadra), identificamos esa mezcla mágica que hizo de los Van Van una banda revolucionaria. Es el songo confabulado con el sonido electrónico y letras inteligentes. Es la marca Van Van, con mencionar el nombre ya se ha dicho todo.
“Somos diferentes”, de Robertón y cantada también por él, refleja el espíritu de los cubanos y en especial de la capital, donde “a pesar de los problemas reina la alegría”.
Con el coro de “Lo que quiero es que me dejen pa´ veas como goza La Habana” de seguro conquistarán al público como lo hicieron antes tantos otros temas, por ejemplo, “Se me pone la cabeza mala” o “Tim pop con birland”.
Este track (“Somos diferentes”), “No me digan Hello” y “La moda” solo necesitan ser escuchados una primera vez para tener certeza de que serán hits, sobre todo porque no abandonan esa crónica social que siempre caracterizó a Van Van.
El primero, porque habla de cuán singulares somos los que habitamos esta isla; el segundo, por la reafirmación de identidad en nuestra gente; y el tercero, por el toque de humor y actualidad sobre los gustos y prácticas de belleza. Aunque se llama “La moda” apuesto a que será bautizado por los oyentes como “la canción de la keratina”.
En el nuevo álbum hay un tema ya bien conocido, “El aparecido”. Además rescatan de los años 80 “Es mucho” y “Me basta con pensar”, con la cadencia propia de Los Van Van de esa época.
“Soy Van Van” despide el álbum y es otro tema estelar que, además, tiene un trabajo impresionante con los metales. Más allá de lo que dice la letra (que también homenajea a ex miembros de la orquesta), el arreglo en las trompetas es, en mi opinión, lo que le da una fuerza tremenda. Es como si tuviéramos delante al Van Van de los 70 y al de ahora en una misma alineación.
El track 9 es una especie de regalo especial a Juan Formell y a nosotros como melómanos. Se trata de una grabación que el fundador de Van Van hizo en forma de maqueta para que fuera cantada por Luna Manzanares. Samuel lo convirtió en una pieza bella, en la que la voz del padre es acompañada por la de los niños de Coro Diminuto.
“Hay que tener los pies sobre la tierra y a cada rato, un sueño. La vida es realidad, también es fantasía. Soñar no cuesta nada, la vida sin un sueño no vale nada”. Así dice esta canción que nos sacará todas las emociones mientras la escuchemos.
Es un tema que logra conmovernos, no solo porque se escucha la voz de Formell junto al piano, como pocas veces el hacía, sino también por el mensaje de su texto. Particularmente a mí, que soy devota de San Formell, fanática eterna de Van Van y además, una gran soñadora, me llegó muy profunda esta canción.
El concierto de celebración por los 45 años de Van Van será el cierre de la gira nacional que iniciaron el pasado 26 de julio. La cita será en la escalinata de la Universidad de La Habana el cinco de diciembre a las nueve de la noche.
Acompañará al concierto una feria en las calles cercanas al campus con venta de artículos del Fondo de Bienes Culturales, que rinden homenaje a Formell, como almanaques, afiches, pullovers, jarras…
Aunque el recital será una antología de Van Van en este casi medio siglo, algunos temas del nuevo disco serán interpretados, comentó Samuel, quien dedicó unas palabras a Cubasí.
Danos detalles sobre el porqué de ese título, La Fantasía
El nombre del disco tiene que ver con la fantasía que le inspiraron a mi padre los espectáculos de Los Ángeles, durante un viaje que él hizo con su esposa. Se refiere a la fantasía que despiertan las luces, el derroche de tecnología, el modo de vida en ese mundo…
Él fue a una ceremonia de nominación del Grammy Latino en Los Ángeles, por el disco “La maquinaria”. Cuando regresó solo hablaba de eso, decía que la vida era una fantasía.
¿Y qué relación tiene esto con el tema La Fantasía que está incluido en el disco nuevo?
El tema que lleva el nombre no tenía que ver con el nuevo álbum, Formell no sabía que estaría en disco. Eso fue una idea mía. Él había grabado el tema como una maqueta con piano bajo y batería para ponerlo en la voz de Luna Manzanares.
Después de la muerte de mi padre encontré este tema y, como hablaba de fantasías, me pareció un buen pretexto para incluirlo.
¿Cuál fue el principal reto tuyo y de la orquesta al tener que concluir un disco que había sido concebido por tu padre, tiempo antes de morir?
El reto fue hacer un disco con el rigor con que siempre se había hecho. Y siempre que se pueda lograr con más nivel y sonoridad lo haremos. En La Fantasía está la intención de él”. Yo no llevo 20 años en los Van Van sino toda la vida porque cuando mi papá fundó la banda yo tenía 3 años. He podido disfrutar de los éxitos de mi padre, de por qué y cómo hizo cada cosa.
Juan Formell era exquisito con su trabajo, ¿crees que estaría satisfecho con el resultado de La Fantasía?
Estaría súper feliz. Posiblemente este sea el mejor disco de la historia de Van Van. La Fantasía fue mezclado y masterizado en Estados Unidos, esa posibilidad nunca la habíamos tenido. Nosotros no tenemos la tecnología para eso en Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario